jueves, 20 de julio de 2017

Picuida. ¿Cómo me puedo proteger de los insectos en verano?


Los insectos, especialmente los mosquitos pero también garrapatas, chinches y moscas, son una fuente importante de transmisión de enfermedades. Se calcula que estos invertebrados transmiten patologías a más de 700 millones de personas cada año, muchas de ellas graves aunque, en general, las picaduras de insecto no suelen ocasionar grandes problemas y el 90 por ciento se puede tratar en el ámbito familiar. Sin embargo, en algunos casos pueden aparecer reacciones alérgicas motivo de derivación a un centro de urgencias y generar complicaciones mayores.
En la web, “Verano 2017: cuidados frente al calor”, encontramos recomendaciones y consejos para prevenir las picaduras y, en caso de sufrirlas, cómo tratarlas.

miércoles, 19 de julio de 2017

Picuida. Consejos para combatir el estreñimiento

El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad y es una de las causas más comunes de consulta en Atención Primaria y Especializada. Hablamos de estreñimiento cuando hay menos de tres deposiciones semanales, siendo las heces escasas, duras y secas y habitualmente está asociada a una falta de deseo o necesidad de defecar.
Afecta al 12-20% de la población española, más en la ciudad que en el campo. Es el doble de frecuente en mujeres y el triple en personas mayores de 65 años frente a jóvenes.
Reprimir el deseo consciente de la defecación de forma frecuente o continua acaba por causar estreñimiento crónico. También lo favorecen: una dieta inadecuada, la falta de ejercicio físico a diario, la obesidad y la toma crónica de ciertos fármacos, que enlentecen el tránsito intestinal.
El no desarrollar en la infancia el aprendizaje de los pasos y mecanismos de la fase voluntaria de la defecación favorece el estreñimiento en el adolescente y el adulto.
El 50% de los pacientes acuden a los centros sanitarios por estreñimiento cuando éste ya dura más de seis meses. Hay dos circunstancias que hacen acudir al médico: si es reciente y hay dolor de vientre, adelgazamiento o sangrado con las heces; y si es crónico y el paciente ve afectada su calidad de vida.
La Fundación Española del Aparato Digestivo publica una guía avalada por la Sociedad Española de Patología Digestiva, dirigida a la población general y los pacientes, sobre cómo prevenir y tratar el estreñimiento.

¡Cuáles son los factores de riesgo?,  ¿qué causas producen estreñimiento?, ¿cómo prevenir el estreñimiento habitual?, recomendaciones higiénico-dietéticas…, son algunas de los temas que podemos encontrar en esta guía. Sin duda, una gran ayuda para combatir el estreñimiento.

martes, 18 de julio de 2017

Consejos sanitarios para minimizar los efectos sobre la salud de la ola de calor y las altas temperaturas

Escrito por Azucena Carrera, vocal del Programa de actividades preventivas y promoción de la salud (Papps) de Socalemfyc


Últimamente, parece que la llegada del verano en nuestro país se acompaña cada vez mas de las habituales  olas de calor. Pero ¿que es una ola de calor? En España, la Agencia Estatal de Meteorología define la ola de calor cuando se registran durante al menos 3 días consecutivos temperaturas más altas a las máximas habituales (con valores superiores al percentil 95) durante los meses de julio y agosto, en al menos un 10% de las estaciones meteorológicas.

El fenómeno de  las olas de calor es algo que se repite de modo habitual en los últimos años, quizá debido a los efectos del calentamiento global, aunque es precipitado sacar conclusiones sobre esto, pues hacen falta registros de más años, para poder concluir que el aumento de las temperaturas es una tendencia y no algo meramente puntual.
A pesar de que es algo a lo que ya estamos acostumbrados, o nos vamos acostumbrando, este año hay algunas características que distinguen la ola de calor de las de otros años:
En primer lugar que la temida ola ha llegado antes de que comience el verano, y como es habitual “sin avisar”, por lo que nuestro organismo no esta todavía adaptado a las altas temperaturas y los efectos de estas son más acusados.
En segundo lugar, otro hecho del que quizás no hemos sido muy conscientes en años anteriores, es el efecto de esta ola de calor  sobre la contaminación atmosférica, debido al aumento de concentración del ozono troposférico, que se forma en la atmósfera. Este ozono es un contaminante con importantes repercusiones en la salud, sobre todo para aquellas personas más susceptibles como son los niños, ancianos, embarazadas y personas con patología respiratoria crónica. La concentración de este ozono aumenta en situaciones de calor excesivo, con el peligro que ello representa para la salud humana. Como dato anecdótico, a consecuencia de este aumento de la contaminación atmosférica, durante el fin de semana pasado, el Ayuntamiento de Valladolid se ha visto obligado a  restringir el trafico en el centro de la ciudad, por haberse superado el limite legal establecido de las concentraciones de ozono.
Como ciudadanos es nuestro deber contribuir a limitar esta contaminación usando el transporte público y reduciendo la utilización del transporte privado; y a nivel de protección de nuestra salud individual, evitar la realización de esfuerzos físicos importantes en las horas centrales del día y, sobre todo, evitar la práctica de ejercicio al aire libre.
Pero aparte de que el calor y las altas temperaturas se han convertido en el tema de conversación habitual, es importante que todos sepamos cómo actuar para prevenir los efectos nocivos del calor sobre la salud, qué personas son las mas susceptibles y precauciones debemos adoptar respecto al consumo de fármacos. De esta manera conseguiremos minimizar los efectos de las altas temperaturas sobre la salud.

Es fundamental difundir las medidas generales de prevención entre la población

  • Evitar salir de casa durante las horas centrales del día.
  • Beber más líquidos, sin esperar a tener sed. Sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos.
  • Evitar comidas copiosas y calientes.
  • Tomar verduras y frutas y no abusar de las bebidas alcohólicas, ya que el alcohol aumenta la deshidratación.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares.
  • Mantener las casas lo más protegidas del calor que se pueda: durante el día bajar las persianas y cerrar las ventanas; abrirlas  por la noche para ventilar y refrescar.
  • Cuando estacione el coche no deje en el interior a niños ni ancianos con las ventanillas cerradas.
Ayude a las personas que puedan estar en mayor riesgo de sufrir los efectos del calor. E identifique a los grupos de más riesgo de sufrir los efectos deletéreos del calor, para poder realizar una intervención más temprana en caso necesario:  Las personas mayores, los discapacitados y los niños pequeños, porque sus mecanismos de adaptación al calor son mas deficientes. También las personas con determinadas enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia renal, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer o patologías similares, y enfermedad psiquiátrica, que pueden ver alterada su enfermedad por los mecanismos de adaptación al calor, o por la alteración del metabolismo de los fármacos que toman.
Aquellos que estén realizando algún tratamiento médico que interfiera con los mecanismos de termorregulación o con la regulación del equilibrio hidroelectrolítico, pueden ser especialmente sensibles a las elevadas temperaturas. Y por supuesto, aquellas personas que tienen que trabajar al aire libre cuando las temperaturas son elevadas.
Actualmente el numero de personas con pluripatología aumenta, a medida que aumenta la edad de la población en nuestra sociedad. Esta personas suelen estar polimedicadas y por tanto son susceptibles de sufrir más complicaciones en situaciones de temperaturas elevadas. Si bien no se ha podido achacar directamente a ningún medicamento la responsabilidad sobre ciertos estados patológicos que pueden aparecer  en las olas de calor, bien es cierto que estos sí que pueden influir en los mecanismos de adaptación del organismo, y contribuir al agravamiento de los síntomas desencadenados por el calor.
Algunos medicamentos pueden incluso desencadenar situaciones de hipertermia en condiciones ambientales de temperaturas normales. Pero como siempre,  es la suma global de diversos factores, y no solo el efecto aislado del medicamento, lo que puede contribuir a la desestabilización del paciente y sus patologías preexistentes: Desde los factores propiamente individuales, asociados a la fragilidad, como pueden ser la falta de autonomía del paciente para adoptar las medidas higiénico-dietéticas necesarias, para manejar su medicación, situaciones de dependencia o invalidez, desconocimiento de las medidas preventivas necesarias, patologías descompensadas recientemente, hasta  factores económicos: situaciones de precariedad económica, condiciones inadecuadas de la vivienda, falta de climatización,  factores sociales, como situaciones de aislamiento y exclusión  social, e incluso factores medio-ambientales: espacios sin zonas verdes, edificios mal aislados, etc.
Por lo tanto, antes de modificar ningún régimen terapéutico, que este adecuadamente prescrito, es necesario revisar todos estos factores, y sobre todo valorar el adecuado cumplimiento de las medidas higiénico-dietéticas.
Los profesionales sanitarios  de Atención Primaria somos los que mejor conocemos a nuestros pacientes y más cerca estamos de ellos para poder informar y actuar en caso necesario.
Y por último, no hay evidencia científica que avale la fabricación de abanicos de papel, ni la utilidad del “ dobla, dobla, dobla” como terapia.
Ánimo, y a pasar buen verano.
Para más información sobre los medicamentos que pueden afectar al organismo durante una ola de calor:
https://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/2016/docs/NI-MUH_08-2016-ola-calor.pdf

Enviar comentario

lunes, 17 de julio de 2017

(Rafael Olalde Quintana) Recursos de ayuda para pacientes con EPOC y los que usan inhaladores

http://rafaelolalde.blogspot.com.es/2017/07/para-los-epoc-y-los-que-usan-inhaladores.html?spref=tw



¿Que tienes EPOC y te falta ayuda o información? Pues desde Andalucía nos llega esa App. RetoEPOC


Esta es una app para mejorar la calidad de vida de pacientes con EPOC. Además, no se requiere registro para utilizarla y no se almacena ningún dato de usuario. Contiene:

- Información y consejos sobre: actividad física, alimentación, tabaco, descompensaciones, medicación, oxigenoterapia y actividades cotidianas.

- Un sistema de “Retos” con el que introducir hábitos de vida saludables y sentirse cada vez mejor.

Cada uno de los temas de la app se desarrolla siguiendo un mismo esquema:

- Vídeo que muestra beneficios y que tiene como finalidad motivar al/la usuario/a a adquirir nuevos hábitos saludables.

- Consejos generales.

- Contenidos in-formativos, como: vídeos sobre cómo hacer ejercicios o cómo se usan correctamente los inhaladores, menús adaptados a las características del/la usuario, estrategias para abandonar el consumo de tabaco, claves para identificar las descompensaciones y sabes cómo actuar, conocer la oxigenoterapia y también consejos para el día a día (subir escaleras, hacer la compra, higiene personal, etc.)

- Reto: el/la usuaria decide qué hábito/s saludable/s quiere introducir en su vida en relación a cada aspecto relacionado con la EPOC. Esta información se registra, se evalúa y se modifica o amplía en función de los resultados y deseos del/la usuario/a. Los retos y sus resultados se pueden compartir con la comunidad de usuarios/as, mediante un sistema de gammificación, estableciendo un ranking entre los/as usuarios/as.

Además la app contiene un apartado “Para saber más” donde se pueden conocer los recursos utilizados (fuentes de información y personas expertas consultadas) así como otras fuentes donde seguir documentándose sobre la EPOC. El apartado “A cerca de” ofrece información sobre la Escuela de Pacientes y la Escuela Andaluza de Salud Pública.

De esta manera, mejorar la calidad de vida se convierte en un juego que el/la usuario/a va diseñando a su medida, adquiriendo poco a poco hábitos saludables con el sistema de retos y compartiendo sus éxitos y mejoras con otros usuarios/as.

La tenéis para Android y para Ios
Y si queda alguna duda sobre los inhaladores, este tríptico del Sacyl
(pincha en la imagen para verla en grande)

He sufrido un daño cerebral. ¿Y ahora qué?.



“Acabo de sufrir un daño cerebral y estoy experimentando muchos cambios. Mi cuerpo y mi mente ya no responden como antes y voy a necesitar mucha ayuda por parte de las personas que me están cuidando.
En esta guía os voy a contar pautas sencillas, que van a suponer herramientas muy útiles para ayudaros, en los primeros momentos, a afrontar muchas de las situaciones que os encontraréis. Y en el caso de mi familia, hará que disminuya esa sensación de angustia y desamparo que puede surgir cuando reciba el alta hospitalaria.”
Así comienza esta guía de pautas de manejo físico, cognitivo-conductual y social del paciente que ha sufrido un daño cerebral editada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad  y el CEADAD, Centro Estatal de Referencia de Atención al Daño Cerebral.
d cerebral

viernes, 14 de julio de 2017

PICUIDA. Cuida tus dientes.

Las enfermedades bucodentales (la caries y la enfermedad periodontal o de las encias), son las más frecuentes entre nuestros hijos e hijas y pueden prevenirse con hábitos de higiene y alimentación.
A partir de los tres o cuatro años, los niños y niñas se pueden cepillar los dientes con la supervisión de un adulto, por eso es fundamental que adquieran este hábito para el resto de su vida.
Este es un folleto informativo sobre la importancia del cuidado de los dientes, dentro del Programa de promoción de la Salud Bucodental de la Junta de Andalucía.
cuida tus dientes

miércoles, 12 de julio de 2017

Escuela de Pacientes y Canal Sur Radio, Ostomías.

Programa ‘El Público’ de Canal Sur Radio del día 26 de junio de 2017, sección ‘El Público Paciente’ Una colaboración del proyecto Escuela de Pacientes y Canal Sur Radio que dedicamos hoy a ‘Ostomías’

martes, 11 de julio de 2017

Picuida. Tres herramientas digitales para cuidarse mejor frente al calor.

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha activado el Plan Andaluz de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas sobre la Salud, dirigido especialmente a personas más vulnerables, como son las personas mayores, pacientes crónicos, personas con trastorno mental grave, menores de 4 años (especialmente lactantes) y personas que trabajan expuestas al sol. Asimismo, y según los casos registrados en los últimos veranos, se busca concienciar también a personas que practican deporte en las horas más calurosas del día.
Este Plan de prevención se basa en la vigilancia, control y seguimiento de la población de riesgo, con la identificación de las personas más vulnerables a las altas temperaturas y con la coordinación efectiva entre las diversas instituciones y organismos implicados (servicios sociales, centros sanitarios, residencias, organizaciones de voluntariado, 112, etc.).
Así, desde los centros de atención primaria se ofrece información a la población general y se trabaja en la identificación de los pacientes de riesgo para su inclusión en el plan de seguimiento telefónico que realiza Salud Responde. Además, se intensifican las visitas domiciliarias para monitorizar los signos y síntomas relacionados con el calor y proporcionar consejos para evitar y controlar los efectos del aumento de las temperaturas. Estas visitas y el seguimiento de telecontinuidad se realizan también a pacientes tras su alta en los centros hospitalarios.
Las personas identificadas como población de riesgo son, en su mayoría, mayores de 65 años, pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está debilitado por padecer alguna patología crónica de alta morbilidad (insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia, trastorno mental grave, insuficiencia renal, obesidad excesiva, hipertensión arterial o diabetes mellitus) o que tomen un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor (psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos), a lo que se suma en muchos casos que estas personas no disponen de condiciones de habitabilidad adecuadas en sus viviendas para protegerse del calor.
Su seguimiento permite identificar las situaciones y problemas del paciente e interconectar a las enfermeras gestoras de casos, enfermeras de familia y profesionales de Salud Responde, así como poner en marcha los mecanismos de control y actuación necesarios para minimizar los efectos de las altas temperaturas.

Recomendaciones frente al calor

Josefa Ruiz, Secretaria general de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Salud ha recordado las recomendaciones básicas que la población debe tener en cuenta ante la llegada del verano y las altas temperaturas, como son evitar la exposición durante las horas más fuertes de sol, salir con protección (tanto con ropas ligeras y de color claro, y sombreros como con protección solar), ventilar las estancias, bajar las persianas y cerrar las puertas durante las horas de temperaturas más elevadas, mantener un buen nivel de hidratación bebiendo mucha agua, conservar adecuadamente los alimentos, moderar los ejercicios que exijan mucho esfuerzo físico en las horas centrales del día, etc.

Herramientas digitales para cuidarse mejor frente al calor

  • Web, “Verano 2017: cuidados frente al calor”
La Consejería de Salud pone a disposición de la ciudadanía diversos canales de información donde poder realizar consultas y conocer recomendaciones para reducir los posibles riesgos que las altas temperaturas puedan ocasionar en la salud y acerca de otros aspectos o síntomas relacionados con el calor. Así, se ha habilitado, como cada verano, el apartado ‘Verano 2017: Cuidados frente al calor’ (http://www.easp.es/cuidadoscalor2017/)– un espacio en el que la ciudadanía puede encontrar información general de interés sobre cómo afrontar la subida de temperaturas e identificar situaciones de riesgo. Además, también puede encontrarse información relacionada con: cuidados ante las picaduras de insectos, cuidados infantiles, prevención de accidentes, etc.
  • App “Salud Responde”
También a través de la App Salud Responde, que ya se han descargado gratuitamente más de 1.6 millón de usuarios, se ofrece información actualizada sobre los niveles de alerta sanitaria ante las altas temperaturas. Asimismo, los usuarios pueden consultar las previsiones de temperaturas para cada una de las provincias andaluzas y recibir notificaciones mediante el servicio de mensajería de la App sobre cualquier cambio o activación en los niveles de alerta establecidos. (Descarga Android & IOS)
  • Web “Ventana Abierta a la Familia”
Asimismo, la plataforma online ‘Ventana Abierta a la Familia’ (www.juntadeandalucia.es/salud/ventanafamilias), pondrá en marcha una campaña específica de mensajes dirigidos a las familias inscritas con recomendaciones y consejos sobre cuidados frente al calor, protección solar de la infancia, prevención de picaduras y de accidentes infantiles. Este servicio, al que actualmente están inscritos más de 19.350 usuarios, enviará mensajes vía SMS, correo electrónico y a través de la App de Salud Responde.
Los mensajes se centrarán en cómo proteger a menores de un posible golpe de calor y cómo actuar en caso de producirse o sobre qué beber y qué comer cuando hace mucho calor, con recomendaciones de alimentación e hidratación cuando las temperaturas son elevadas. También se enviarán mensajes destinados a proteger la piel de niños frente a las radiaciones solares (consejos frente a la exposición al sol, factores de fotoprotección solar más indicados, consejos específicos para bebés…).
Las familias recibirán mensajes sobre las medidas de seguridad a adoptar durante los desplazamientos en coche durante el verano, para prevenir accidentes de tráfico; consejos sobre el uso de flotadores homologados, de cierres de seguridad y vallas en el acceso a piscinas y recomendaciones para evitar lesiones por zambullidas de cabeza para prevenir accidentes en el agua; e información para prevenir accidentes en parques infantiles y en zonas de ocio como castillos y toboganes hinchables. También se ofrecerá información específica sobre prevención de picaduras de insectos, en especial de mosquitos, medusas, animales marinos, erizos, etc.

jueves, 6 de julio de 2017

Guía de ayuda a las personas a mejorar en el cuidado de su diabetes. Picuida.

El Plan Integral de Diabetes de Andalucía publica una guía que bajo el título Educación de “supervivencia” para la persona con diabetes, con el objetivo de ayudar a las personas a mejorar en el cuidado de su diabetes y por tanto de su calidad de vida.

Una diabetes mal controlada puede aumentar el riesgo de sufrir complicaciones. Es fundamental mantener unos hábitos de vida saludables, unas normas básicas para el cuidado de la enfermedad y un buen cumplimiento del tratamiento indicado por los profesionales sanitarios.
En esta guía, además de conceptos generales sobre la diabetes, encontramos valiosa información sobre la alimentación, el ejercicio físico, el tratamiento tanto con insulina como con antidiabéticos orales. Las complicaciones, tanto la hipoglucemia como la hiperglucemia y el control diario de la diabetes están presentes en esta guía.
Como siempre, además estos valiosos consejos, no hay que olvidar seguir las indicaciones de los profesionales sanitarios que le atienden, tanto personal médico como de enfermería.

lunes, 3 de julio de 2017

SEGG. Alzheimer. Detecta sus síntomas.

Esta enfermedad afecta de manera progresiva a las células nerviosas del cerebro y conforme éstas desaparecen y son reemplazadas por otros elementos como placas o filamentos van apareciendo diferentes síntomas. Se trata de la más frecuente de las demencias.

El Alzheimer es una enfermedad descrita por primera vez en 1906 por el neurólogo alemán Alois Alzheimer, de quien proviene su nombre.
Entre los muchos afectados por la enfermedad figuran personajes famosos como Adolfo Suárez, Eduardo Chillida o Pasqual Maragall. Es una causa frecuente de invalidez, mortalidad y dependencia en las personas mayores, así como de un cambio cualitativo en aquellos que se encargarán de cuidar a dichos pacientes. Por cada enfermo, se supone que se verán implicadas en sus cuidados de una a cuatro personas.

¿Cómo saber si un familiar tiene Alzheimer?
El Alzheimer es una verdadera enfermedad, y no una consecuencia del envejecimiento. Los cambios que se asocian a un envejecimiento normal no llegan a interferir con las capacidades y no limitan la realización de las actividades habituales.
No existe una presentación única de la enfermedad, y cada individuo manifestará diferentes síntomas y en diferente grado. Algunos cambios pueden ser considerados dentro del rango de la normalidad, como que cueste algo más aprender nuevas tareas, o dificultades para prestar atención a varias cosas a la vez. Es importante, de todas maneras, que seamos conscientes de que hay muchos factores que influirán como la presencia de ansiedad o depresión, tristeza, la presencia de otras enfermedades y el uso concomitante de diferentes fármacos. Para ayudar al entendimiento y anticiparse a la enfermedad se han descrito diferentes estadios progresivos, pero cada persona experimentará una evolución distinta. Cada estadio representa unos retos diferentes para el paciente y los cuidadores. Al inicio de la enfermedad puede que los cambios no sean muy evidentes y que las preguntas recurrentes o la tendencia a olvidar datos sea lo más frecuente. También podemos observar dificultades para poder encontrar las palabras necesarias durante una conversación, tendencia a centrar las conversaciones en el pasado, cambios bruscos en el humor, incapacidad para entender instrucciones complejas, perderse en sitios habituales, colocar cosas en lugares equivocados, dejar de realizar actividades cotidianas con las que antes disfrutaba, dificultades con el manejo de los asuntos económicos o en las actividades básicas de la vida diaria entre otras.
¿Qué hacer al respecto?
Ante la sospecha de que nuestro familiar pueda estar desarrollando la enfermedad es importante acudir a un profesional. El diagnóstico nos va a permitir adelantarnos a la aparición de las diferentes fases para planificar las diferentes necesidades e incluso iniciar tratamientos para intentar frenar el ineludible avance de la enfermedad. El diagnóstico inicial es siempre un diagnóstico de presunción, ya que la prueba definitiva son las lesiones específicas que se objetivan en el estudio histológico del cerebro. No existe un análisis sanguíneo que permita afirmar el diagnóstico, aunque mediante los análisis se excluyen enfermedades que simulan síntomas de demencia, pero que son potencialmente tratables como el hipotiroidismo y los déficits vitamínicos. Es fundamental descartar que un cuadro depresivo esté justificando o contribuyendo a los síntomas para iniciar un tratamiento apropiado, y en otras ocasiones se deben revisar los fármacos que toma el anciano por si pudieran contribuir a su deterioro cognitivo. La evaluación diagnóstica debe incluir entrevistas con los familiares o cuidadores que estén en contacto con el paciente y que permitan comprobar la evolución y diferentes síntomas. También se deben realizar una serie de test neuropsicológicos que ponen de manifiesto la intensidad de los trastornos de memoria y de otras funciones intelectuales. Las pruebas de imagen mediante escáner o resonancia magnética evidencian anomalías en diferentes partes del cerebro (como la región del hipocampo).
El papel del cuidador
Sea cual sea la causa de la demencia, las respuestas emocionales a la realidad de convertirse en un cuidador de alguien con deterioro cognitivo son significativas. Las emociones influyen en nuestra conducta, y cuidar de un enfermo de Alzheimer es una experiencia a veces muy dura que condiciona el resto de la vida. Las emociones pueden variar desde la ansiedad, el miedo, la cólera y la tristeza hasta las de empatía y aceptación. Son de igual importancia las emociones de los enfermos, ya que pueden sentirse avergonzados, con miedo e inseguridad y es muy importante reconocer sus sentimientos. Ellos desean permanecer siendo respetados, hablados y escuchados y no volverse invisibles. Debemos conseguir una adecuada comunicación, y para ello puede ser útil estar cara a cara cuando hablamos, hablar despacio, evitar razonamientos lógicos extensos o discutir.
El aspecto terapéutico debe incluir apoyo emocional, consejos y programas de educación para los familiares. Es aquí donde las asociaciones de familiares de enfermos suponen un gran punto de apoyo a la hora de compartir y de recibir información. A través del entrenamiento los familiares pueden conseguir cuidar durante más tiempo a los enfermos en su domicilio o realizar una correcta promoción de la seguridad e independencia. A este respecto, debemos tener en cuenta actividades en principio inocuas, pero que pueden suponer un riesgo para el paciente o su familia, como fumar, cocinar, tomar las medicaciones, usar aparatos eléctricos o agua caliente, y conducir. También debemos anticiparnos al deterioro severo en diversos aspectos como los económicos y legales, estableciendo, cuando fuera conveniente, unas directrices avanzadas para decidir con antelación.
Cuando los cuidados al enfermo no puedan ser ofrecidos con la calidad necesaria o la sobrecarga del cuidador sobrepase sus capacidades, habrá que valorar alternativas a la estancia domiciliaria como los centros de día y eventualmente un ingreso residencial.
Síntomas según evoluciona la enfermedad

INICIAL
  • Dificultades para recordar acontecimientos y conversaciones.
  • Dificultad para recordar el mes o el día de la semana.
  • Pérdida progresiva de la capacidad de controlar los asuntos económicos.
  • Aislamiento social y apatía progresivos.
  • Dificultades progresivas para cocinar y comprar.
  • Dificultad para tomar decisiones correctas y aprender cosas nuevas.
  • Tendencia a perder cosas o dejarlas en sitios incorrectos.
  • Puede desorientarse en ambientes conocidos.
INTERMEDIA
  • Enfados, desconfianza, ideas inapropiadas.
  • Deambulación errática.
  • Repetición de preguntas y palabras.
  • Alucinaciones.
  • Dificultades con la alimentación.
  • Conductas violentas o sexualmente inapropiadas.
  • Progresión en la necesidad de ayuda para bañarse, asearse, vestirse, etcétera.
  • Dificultades para leer y escribir.
  • Incoordinación.
  • Puede empezar a dejar de reconocer familiares y amigos.
AVANZADA
  • Incapacidad para la comunicación.
  • Incapacidad de reconocer personas, lugares y objetos.
  • Imposibilidad de participar en las tareas de autocuidados.
  • Incapacidad para deambular y debilidad muscular progresiva.
  • Puede perderse la capacidad de tragar.
  • Incontinencia urinaria y fecal.

martes, 27 de junio de 2017

Manchas blancas en niños con dermatitis atópica por Dra. Lorea Bagazgoitia

Si tienes un niño que sufre dermatitis atópica, habrás visto que en ocasiones, sobre todo en verano, tiene manchitas blanca en la cara, tronco o extremidades. ¿Te suena?  Hoy hablaré sobre estas manchas, que reciben el nombre de pitiriasis alba dartros.pitiriasis alba

¿QUÉ ES la pitiriasis alba?

Se trata de manchitas blancas de uno a varios centímetros de tamaño, con un poco de descamación en su superficie que habitualmente vemos en la cara, el tronco o las extremidades de niños con dermatitis atópica. En cualquier caso, también pueden aparecer en niños sin dermatitis o en adultos. pitiriasis alba

La pitiriasis alba aparece sobre todo en niños con piel morena y dermatitis atópica

Es más frecuente y más evidente en niños de piel morena que en aquellos de fototipos claros.
Normalmente no molestan, aunque en ocasiones pueden picar ligeramente.

¿POR QUÉ aparece la pitiriasis alba?

Se piensa que estas manchitas realmente son focos de dermatitis o eccema que no se ponen del todo rojos (de tal manera que pueden pasar desapercibidos), pero que provocan lo que llamamos “hipopigmentación postinflamatoria” en la piel. Es decir, una especie de respuesta de la piel a la inflamación de la dermatitis que lleva a que se despigmente ligeramente.

¿Tiene algún RIESGO la pitiriasis alba?

Para nada. Es un signo muy característico de niños con dermatitis atópica, pero en sí no entraña ningún riesgo ni tiene ningún significado en particular.pitiriasis alba
En casos dudosos, puede ser interesante consultar con un dermatólogo para diferenciarlas de otro tipo de manchas blancas que pueden aparecer en niños (pitiriasis versicolor, hipopigmentación postinflamatoria de otro origen, etc…).

¿CÓMO SE TRATA la pitiriasis alba?

Para enfocar cada caso en concreto es recomendable consultar con un dermatólogo. En muchos casos basta con aplicar crema hidratante. En otras ocasiones, si son numerosas o pican mucho, pueden utilizarse cremas con corticoides o inhibidores de la calcineurina.

Debe usarse hidratación y fotoprotección. En algunos casos pueden ser necesarias las cremas con corticoides o inhibidores de la calcineurina

Las manchas no quedarán de por vida, sino que con el tiempo esa piel recupera su color normal. Eso sí, pueden tardar meses o incluso años.
Para prevenir que aparezcan nuevas, además de hidratar muy bien la piel, es recomendable utilizar protección solar.

jueves, 22 de junio de 2017

Plan para prevenir los efectos del calor, 2017: recomendaciones

Plan para prevenir los efectos del calor, 2017: recomendaciones

Como consecuencia de las altas temperaturas, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y Osakidetza recuerdan la conveniencia de adoptar, entre otras, las siguientes medidas de prevención, especialmente relevantes en el caso de los grupos de riesgo (personas con enfermedades crónicas, menores y personas mayores): 
Consumo de líquidos: 
-Beba agua de manera constante y a lo largo de todo el día sin esperar a tener sed, le ayudará a recuperar las pérdidas por el sudor.
Evite consumir bebidas con cafeína, alcohol o demasiado azúcar. No calman la sed y le hacen perder más líquidos corporales.
Consumo de alimentos: 
-Aumente el consumo de ensaladas, verduras y frutas, conseguirá reponer las sales minerales que se pierden por el sudor. 
-Evite las comidas grasas y demasiado abundantes puesto que dificultan la adaptación al calor.
En casa: 
-Cierre las ventanas y baje las persianas sobre las que dé el sol. Aproveche los momentos de menos calor para ventilar y refrescar la casa. Procure tener un ventilador en la estancia donde se encuentre. Si nota mucho calor, refrésquese el cuerpo, sobre todo cara y manos, con agua fresca.
En la calle: 
-Evitar estar al sol en las horas centrales del día. 
-Si tiene que salir a la calle protéjase del sol mediante un sombrero, gafas de sol y protector solar. 
-Evite realizar grandes esfuerzos físicos que le generen intenso sudor, en las horas de más calor. 
-Si no tiene más remedio que trabajar a pleno sol, cubra su cabeza con un sombrero y su cuerpo con ropa ligera muy transpirable. Beba abundante agua, de 2 a 4 vasos de agua fresca por hora.
Cuide de las personas más frágiles: 
-Preste especial atención a bebés, personas mayores y personas enfermas. 
-NUNCA debe quedarse alguien en un vehículo estacionado y cerrado, aunque esté a la sombra. 
-Las personas ancianas, sobre todo las que viven solas o son dependientes, pueden tener dificultades en adoptar medidas protectoras, por lo que es conveniente visitarlas, al menos, una vez al día. 
-Consulte con personal sanitario ante síntomas que se prolonguen más de una hora y estén relacionados con las altas temperaturas (debilidad, fatiga, mareos, náuseas, desmayo…).
En caso de emergencia llame al 112.

miércoles, 21 de junio de 2017

EASP. Cuidados calor 2017.

SEGG. Los mayores grupo de alto riesgo ante la ola de calor.


  • El golpe de calor más difícil de reconocer en el adulto mayor.
  • La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) recuerda que en esta época de altas temperaturas es fundamental la prevención del golpe de calor.
  • Si aparece la deshidratación y no se trata de forma adecuada se puede llegar a una situación de shock en la que sucede un fallo multiorgánico (riñón, corazón, cerebro).
Con motivo de la llegada del verano y el aumento de las temperaturas, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología recuerda que los mayores de 65 años corren más riesgo de sufrir un golpe de calor, al tener una sensación reducida de calor y por lo tanto de protegerse menor. Disminuyendo además la percepción de sed, causando un alto riesgo de deshidratación, especialmente en los mayores que sufren una enfermedad neurodegenerativa, sobrepeso, enfermedades crónicas o tienen medicación. Sin olvidar los casos en los que la dependencia física dificulta el cambio de vestimenta, y la adaptación del entorno.

¿Cuándo se produce un golpe de calor?

Cuando la temperatura de nuestro cuerpo rebasa los 41 grados se produce una hipertermia, superando los mecanismos de regulación térmica de los que dispone nuestro organismo y originando el temido golpe de calor, situación en la que el organismo ya no puede responder a las altas temperaturas con repercusiones tan graves que podría llevar a un fracaso orgánico irreversible.

Es importante saber detectar los síntomas de la hipertermia que son: dolor de cabeza, sensación de boca seca y pastosa, náuseas, vómitos, mareos, escalofríos, piel seca y enrojecida, calambres musculares en brazos, piernas o vientre, desorientación, pérdida de conciencia o confusión y no sudoración ante las altas temperaturas.

El principal mecanismo ante un incremento de la temperatura corporal es una dilatación de los pequeños vasos periféricos para favorecer el paso de la sangre por la piel. Esto, unido a un aumento de la sudoración, hace que se pierda calor por evaporación, lo que puede llevar a una perdida importantísima de líquidos que repercute a nivel de los distintos órganos (riñón, corazón, cerebro…).

Además, “si la temperatura exterior es muy alta y las pérdidas de líquidos no se reemplazan de forma adecuada, entramos en una situación de deshidratación, la tensión arterial desciende, aparece sensación de debilidad e incluso calambres musculares; si esta situación no se corrige a tiempo y progresa, se pierde la capacidad de sudoración y la piel presenta un aspecto seco y enrojecido, la temperatura corporal asciende progresivamente hasta cifras que superan los 40 grados, entrando en hipertermia y, si este proceso continúa, se llega a una situación de shock en la que sucede un fallo de los distintos órganos, convulsiones y coma”, explica López Trigo.

Dificultad a la hora de reconocer un golpe de calor en el adulto mayor

En el caso de la población anciana el reconocimiento del golpe de calor se ve dificultado por la comorbilidad que puede provocar confusión con otros procesos como la fiebre, la alteración del estado mental más frecuente en el anciano o taquicardias. Además en los ancianos, estos cuadros no suelen estar precedidos de ejercicio físico intenso, por lo que siempre hay que pensar en ellos independientemente del grado de actividad. Estas circunstancias exigen que haya un alto índice de sospecha para reconocer precozmente estos cuadros en los ancianos, porque el pronóstico está directamente relacionado con la rapidez de actuación. Se debe pensar siempre en la posibilidad de un golpe de calor coincidiendo con los períodos de temperaturas más elevadas, independientemente de que los síntomas se puedan explicar por otros procesos.

Recomendaciones de la SEGG para prevenir la hipertermia

Para evitar todos estos problemas a las personas mayores, es esencial la prevención de la hipertermia, para este fin la SEGG aconseja:

  • Tomar muchos líquidos. La falta de sed es engañosa, por lo que se debe consumir agua, infusiones, zumos de frutas aunque no se tenga la sensación de sed; y evitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Realizar comidas ligeras, evitando así las digestiones pesadas.
  • Evitar la exposición al sol cuando las temperaturas son elevadas, sobre todo en las horas de mayor intensidad (12-16 horas) y con una humedad relativa alta (mayor del 60 por ciento).
  • No realizar ejercicio ni deportes que aumenten el esfuerzo y la sudoración en momentos de calor.
  • Mantener la casa fresca y ventilada.
  • No permanecer en vehículos estacionados o cerrados.
  • Evitar llevar ropa ajustada y elegir tejidos ligeros, como el algodón y de colores claros, preferentemente.
  • Es recomendable, además, el uso de sombreros o gorras que protejan nuestra cabeza del sol.

martes, 20 de junio de 2017

Mayor&Salud. Sentimientos y emociones del cuidador.

https://www.segg.es/pretema.asp?cod=123 

Ángeles García Antón
Trabajadora Social. Coordinadora del Grupo de Trabajo sobre la Ley de Dependencia de la SEGG.
Lunes, 4 de abril de 2016
Cuidar significa luchar por alguien que queremos, donde a veces tu vida personal pasa a un segundo plano, y muchas veces cambias el YO por el TU.
Cuidar no significa sólo dificultades, cuidar es una de las experiencias vitales más satisfactorias y conmovedora que se han encontrado.
Cuando cuidamos ¿Por qué lo hacemos?, por: Amor, gratitud, deber moral, reciprocidad, obligación, sentimientos de culpa, evitar censuras, altruismo, etc.

El cuidador es un valor añadido, para la persona cuidada, dándole seguridad, apoyo, acompañamiento, le hace sentirse querido, siendo en muchas ocasiones su referente, y en el que deposita su confianza total.

Hay funciones importantes que desempeña el cuidador, como ser el informador de la situación y evolución del estado de salud de la persona dependiente y también participa de una manera activa en la toma de decisiones de la vida de la persona mayor dependiente, pero el cuidador debe respetar las decisiones y las preferencias del mayor dependiente siempre que la situación de este lo permita.

SENTIMIENTOS QUE ACOMPAÑAN AL CUIDADOR:

  • Soledad
  • Tristeza
  • Culpa
  • Miedo
  • Ira o enfado
  • Autocompasión


SENTIMIENTO DE SOLEDAD Y AISLAMIENTO

Estos sentimientos pueden aparecer por pérdida de contactos sociales debido a:
  • El tiempo que dedicamos a proporcionar los cuidados.
  • Las preocupaciones y el cansancio que conlleva cuidar restan ganas de salir de casa y participar en actividades sociales o de ocio.
Por qué aparece el sentimiento de soledad en los cuidadores
  • No querer ser una preocupación ni una molestia para nuestros amigos y familiares contándoles una vez más nuestros problemas.
  • No disfrutar de las relaciones con amigos ni del tiempo que pasamos con ellos pues nuestro pensamiento esta con la persona que cuidamos.
  • No sentir que los demás puedan comprender nuestra realidad de cada día y las dificultades de cuidar.
Como afrontar la soledad
  • Aprenda a poner límites al cuidado y permítase compartir tiempo con los amigos y personas con las que nos sentimos apoyadas.
  • Defina prioridades y actúe de acuerdo a ellas, busque la ayuda de otras personas, (profesionales, familiares, otros cuidadores).
SENTIMIENTO DE TRISTEZA
  • Es un sentimiento muy común entre los cuidadores.
  • Es uno de los mayores enemigos de los cuidadores.
  • Es un sentimiento lógico y difícil de abordar.
  • Es un modo de reaccionar ante una situación que genera tensión emocional.
  • Es una situación que impide disfrutar el logro de un cuidado exitoso.
La tristeza supone un gasto de energía enorme, nos deja sin fuerza y capacidad para cuidar a la persona que cuidamos y a nosotros mismos.

Cómo combatir la tristeza
  • Ser tolerante con uno mismo.
  • Entender que es un sentimiento normal y no caer en la autocrítica ni exigirnos en demasía.
  • Potenciar el sentido del humor.
  • Realizar actividades gratificantes.
Lo mejor contra la tristeza es intentar realizar todo aquello que la tristeza nos impide

Cómo afrontar la tristeza
  • No marcarse metas excesivas que no se puedan cumplir.
  • Mantener el sentido del humor.
  • Buscar el lado positivo de las cosas.
  • Buscar relaciones sociales y considerarlas importantes en esta etapa.
  • Realizar ejercicios físicos.
SENTIMIENTO DE CULPA
Aparece
  • Por tener que tomar decisiones difíciles respecto a la salud y los cuidados de la persona atendida.
  • Por no canalizar hechos del pasado.
  • Por tener metas demasiado altas y excesivos “deberías”.
  • Por tener sentimientos negativos.
  • Por tener en un futuro que afrontar una posible institucionalización.
  • Por dedicarse tiempo a sí mismo, pensando que lo restas del tiempo dedicado a cuidar.
Por qué aparece el sentimiento de culpa
  • Por creer restar tiempo del cuidando de nuestro familiar si dedicamos “algo de tiempo” a nuestras amistades u ocio.
  • Desear en algún momento que el familiar fallezca (para que deje de sufrir o para “liberarse” de una situación de crisis).
  • Discusiones con otros miembros de la familia que no colaboran en el cuidado.
  • Descuidar otras responsabilidades familiares.
Estrategias para hacer frente a los sentimientos de culpa
  • Identificar los sentimientos de culpa.
  • Analizar sus causas.
  • Expresarlos.
  • Aceptarlos.
  • Saber perdonarse, reconocer los propios límites como cuidadores y plantearnos metas posibles.
SENTIMIENTO DE MIEDO
  • A no estar a la altura de poder proporcionar los cuidados necesarios.
  • A no poder cuidar debido al propio cansancio.
  • A la evolución de la enfermedad y/o la incapacidad.
  • A que la persona cuidada empeore.
  • A la muerte.
“El miedo se debilita al compartirlo”
SENTIMIENTO DE ENFADO E IRA
  • Por sobrecarga de cuidados.
  • Sensación de sentirse atrapado a la situación de cuidar.
  • Percibir que los demás no nos apoyan como debieran.
  • Sensación de vergüenza ante determinados comportamientos de la persona que cuidada.
SENTIMIENTO DE AUTOCOMPASIÓN
La autocompasión consiste en sentir pena o lástima por uno mismo, aunque puede aparecer disfrazado de pena o compasión por la situación de otros y/o por la muerte o pérdida de un ser querido.
  • Es la sensación de sentirnos débiles e incapaces para conseguir los objetivos.
  • Percibir la realidad “deformada”.
  • Es sentirse sin capacidad para controlar las necesidades del cuidado y que el control está fuera de nuestro alcance.
Como afrontar la autocomplacencia
  • Reconociendo que los problemas que surgen al proporcionar los cuidados son normales e inevitables.
  • Que todos los cuidadores tenemos problemas en mayor o menor medida ante determinadas situaciones.
  • Aceptando que el control de los problemas no está fuera de nosotros mismos, que siempre podremos solucionarlos o al menos mejorarlos.

miércoles, 14 de junio de 2017

En Familia. Anticonceptivos: cuál utilizar. AEP.

Es importante colocar el preservativo adecuadamente desde el primer momento, antes de la penetración y comprobar despues del coito que no se ha roto
Anticonceptivos
No existe el anticonceptivo ideal que puedan utilizar todas las personas; según las peculiaridades físicas, de salud, la frecuencia de relaciones coitales, etc. habrá que elegir el anticonceptivo más adecuado.
Lo que se puede afirmar es que, salvo en algunas enfermedades, los anticonceptivos no suponen un riesgo importante para la salud. A pesar de ello, todavía existen muchos mitos y falsas creencias sobre los anticonceptivos, sobre todo los hormonales, que no tienen ningún fundamento: que la píldora produce esterilidad o cáncer, que engorda mucho o que sale vello es falso.
Un profesional experto es quien debe indicar cuál es el mejor para cada persona. La edad joven no es un impedimento para usar ningún método, incluido el DIU.

Preservativo o condón masculino y femenino

Es el más indicado cuando no hay una relación estable y las relaciones coitales son poco frecuentes.
Es importante colocarlo adecuadamente desde el primer momento, antes de la penetración, asegurarse de que está en buenas condiciones y comprobar después del coito que no se ha roto.
No precisa receta ni control médico y protege frente a infecciones transmitidas sexualmente, como el sida y la infección por el virus del papiloma humano y otras.

Métodos hormonales

Impiden la ovulación; existen diferentes formas de presentación y administración, es decir, cómo el medicamento entra en el cuerpo: píldora, anillo intravaginal, parche, implante, inyectables. Todos ellos son seguros casi al 100%.
Las ventajas, además de la anticoncepción, son que eliminan o disminuyen el dolor de la regla, la cantidad de sangrado y regulan los ciclos. También, muchos de ellos, mejoran el acné y el hirsutismo.
Los efectos secundarios son escasos (dolor de cabeza, sensación de estar hinchada o pequeños sangrados inesperados) y suelen desaparecer a los tres meses de estarlos tomando.
No se precisa citología ni exploración ginecológica para poder tomarlos; si el médico conoce el historial y no se sospecha ninguna enfermedad importante, ni siquiera hace falta análisis de sangre.
Muchos de ellos están financiados por el Sistema Nacional de Salud.
Los “descansos” de la píldora y otros métodos hormonales no son necesarios. Puede tomarse de manera indefinida durante varios años con los controles adecuados.

Píldora del día después

Es un “plan B” cuando ha fallado otro método o ha habido un despiste.
Aunque se ha hablado mucho sobre sus efectos, en realidad estos son escasos y no ha demostrado ser una medicación peligrosa ni perjudicial. Se puede conseguir sin receta en las farmacias.
El problema es que es menos segura que la píldora convencional y puede fallar.
Existen dos tipos
  • Con levonorgestrel, hay que tomarla antes de 72 h tras el coito no protegido y es más segura si se toma en las primeras 24 h.
  • Con acetato de ulipristal, es eficaz hasta 5 días después del coito, con la misma eficacia durante ese tiempo.
El problema es que su precio es caro y no está financiada.

Dispositivo intrauterino (DIU)

Anteriormente se recomendaba para mujeres con hijos, pero hoy día se ha desechado esta condición, por lo que cualquier mujer se lo puede poner aunque no haya sido madre.
Hay dos tipos de DIU
  • De cobre: aumenta el sangrado menstrual y en algunos casos el dolor de la regla, por lo que no se lo deben poner mujeres que tengan este problema. Tiene una seguridad alta, en torno al 95%.
  • Con levonorgestrel, una hormona que actúa sobre el útero y disminuye el sangrado y el dolor; también es más eficaz que el de cobre, en torno al 98%.
Este dispositivo debe ser colocado por el ginecólogo, por lo que se debe concertar previamente una visita con este especialista.
Los DIU son financiados en algunas Comunidades Autónomas y no en otras, por lo que si no está financiado la usuaria debe pagarlo íntegramente.

lunes, 12 de junio de 2017

Vivir con epilepsia.

Os presento esta web con el nombre de Vivir con epilepsia que recopila información, publica noticias, guías, cuentos para los niños afectados, secciones específicas (mujer, adolescentes ...) etc.
Con el respaldo de muchas sociedades científicas.
 

jueves, 8 de junio de 2017

Blog de Rafael Olalde. Muévete por tu salud. ¿A qué esperas?


Da igual que sea el día mundial, el nacional o el provincial, el local de ..., el mes de o la hora de o el minuto de.... Lo importante es que el ejercicio, la actividad física es salud.
Por si te quedan dudas, lee


martes, 6 de junio de 2017

Hipertensión y riesgo cardiovascular. Fundación Española del Corazón.

Hipertension: ¿qué es?

Es la elevación de los niveles de presión arterial de forma continua o sostenida. Para entenderlo mejor es importante definir la presión arterial. El corazón ejerce presión sobre las arterias para que éstas conduzcan la sangre hacia los diferentes órganos del cuerpo humano. Esta acción es lo que se conoce como presión arterial. La presión máxima se obtiene en cada contracción del corazón y la mínima, con cada relajación.

Hipertensión: ¿por qué es un factor de riesgo?

  • La hipertensión supone una mayor resistencia para el corazón, que responde aumentando su masa muscular (hipertrofia ventricular izquierda) para hacer frente a ese sobreesfuerzo. Este incremento de la masa muscular acaba siendo perjudicial porque no viene acompañado de un aumento equivalente del riego sanguíneo y puede producir insuficiencia coronaria y angina de pecho. Además, el músculo cardiaco se vuelve más irritable y se producen más arritmias.
  • En aquellos pacientes que ya han tenido un problema cardiovascular, la hipertensión puede intensificar el daño.
  • Propicia la arterioesclerosis (acúmulos de colesterol en las arterias) y fenómenos de trombosis (pueden producir infarto de miocardio o infarto cerebral). En el peor de los casos, la hipertensión arterial puede reblandecer las paredes de la aorta y provocar su dilatación (aneurisma) o rotura (lo que inevitablemente causa la muerte).

Vídeo sobre la hipertensión


¿Cómo afecta la presión arterial al cerebro?

Cuando las arterias se vuelven rígidas y estrechas, el riego sanguíneo resulta insuficiente y provoca la aparición de infartos cerebrales (ictus o accidente vascular cerebral isquémico). La elevación de la presión arterial también puede causar la rotura de una arteria y ocasionar una hemorragia cerebral (ictus o accidente vascular cerebral hemorrágico).

¿Cómo afecta la presión arterial a los riñones?

La hipertensión causa rigidez en las arterias que suministran la sangre a los riñones. Pero también perjudica al propio riñón, lo que puede desembocar en una insuficiencia renal que incluso requiera diálisis. Por otro lado, si el riñón resulta dañado se puede producir un aumento de la presión arterial.

¿Cómo afecta la presión arterial a otros órganos?

  • Si afecta a las arterias de las piernas causa dolor al caminar.
  • Si daña las arterias de la retina provoca alteraciones en la visión.
  • En los hombres puede ser causa de impotencia.

Hipertensión: diagnóstico

El diagnóstico se basa en un sencillo procedimiento de medición, aunque en algunos casos son necesarias otras pruebas como el holter de presión arterial. Es imprescindible completar el estudio con un análisis de laboratorio (de sangre y orina) y un electrocardiograma. Para facilitar un diagnóstico es muy importante tener presente estas recomendaciones:
  • La hipertensión arterial no produce síntomas y puede pasar inadvertida.
  • Es más frecuente a partir de los 40 años, aunque puede aparecer a cualquier edad.
  • Hay predisposición familiar, aunque se da también en personas sin antecedentes.

¿Cómo se mide?

Hipertension: Tensiometro de brazoLa presión arterial se mide mediante unos aparatos llamados esfingomanómetros, popularmente conocidos como tensiómetros, que deben someterse a las validaciones y homologaciones reglamentarias. Antes de usarlo confirma que tu aparato está validado en esta página web. Para que la medida obtenida sea correcta debes seguir una serie de indicaciones:
  • Como la presión arterial cambia a lo largo del día y de la noche, haz la medición siempre a la misma hora.
  • Busca una habitación tranquila, sin ruidos ni interrupciones, con una temperatura de 20-25º C.
  • Debes estar relajado. No beber, comer, fumar ni hacer ejercicio físico la media hora anterior.
  • Reposa 5 minutos antes de la toma.
  • Siéntate cómodamente con la espalda apoyada en el respaldo de la silla, no cruces las piernas y quítate la ropa que pueda oprimirte el brazo.
  • Si el tensiómetro es de brazo, coloca el manguito dos o tres centímetros por encima del codo. Deja la palma de la mano boca arriba y el codo lígeramente flexionado a la altura del corazón.
  • Si el tensiómetro es de muñeca, pon la muñequera a la altura del corazón.
  • No hables durante la medición.
  • Realiza dos mediciones separadas al menos dos minutos y quédate con el resultado de la media de ambas.
  • Apunta los valores obtenidos para informar a tu médico.

Diferentes métodos de medida de la presión arterial

Para la correcta medición de las cifras de presión arterial se pueden utilizar dos métodos:
  • Método auscultatorio
  • Método oscilométrico 
El método auscultatorio necesariamente se tiene que hacer de forma manual, mediante un estetoscopio y un brazalete inflable conectado a un manómetro que es el aparato que mide la presión. Se basa en los sonidos de Korotkoff. Cuando el brazalete de un esfigmomanómetro se coloca alrededor del brazo de un paciente, y se insufla hasta alcanzar una presión por encima de su presión sanguínea sistólica no habrá un sonido audible, ya que el brazalete impide el flujo de sangre por la arteria. Cuando se va desinflando progresivamente, en el momento en el que la presión en el manguito se iguala a la presión sistólica, se empieza a escuchar un ruido (primer sonido de Korotkoff). Cuando la presión en el manguito cae por debajo de la presión diastólica, los sonidos dejan de escucharse y es en ese momento cuando se determina la presión arterial diastólica. Este método requiere de personal entrenado en escuchar los sonidos, un ambiente silencioso y unos aparatos de medida adecuados.
El método oscilométrico es el que utilizan los aparatos automáticos. En este caso, en contraste con el método auscultatorio, que se basa en la detección de sonidos Korotkoff, el método oscilométrico se basa en la detección de las oscilaciones causadas por la sangre a medida que comienza a fluir de nuevo en la extremidad (detector de presión electrónico). Cuando el manguito se infla por encima de la presión arterial sistólica no hay cambios de presión; pero cuando se desinfla hasta el nivel de la presión arterial sistólica, comienza a haber un flujo que provoca oscilaciones detectables por el aparato. Como la presión del aire se libera lentamente desde el manguito, la amplitud de estas oscilaciones pulsátiles va aumentando hasta un máximo, y posteriormente disminuye a medida que el flujo de sangre a la extremidad se normaliza. El aparato realiza la determinación de las cifras basándose en el incremento de la amplitud de las oscilaciones en el caso de la presión arterial sistólica; y con el punto en el que las oscilaciones tienden a estabilizarse para la presión arterial diastólica. Estas mediciones son a menudo menos precisas cuando se comparan con las medidas de auscultación, por eso es muy importante que los aparatos sean calibrados y validados.

Más información sobre los dispositivos homologados


¿Cuáles son los niveles normales de presión arterial?

  • Hipertension: Tensiometro de muñeca
    Presión arterial normal. Los niveles de máximos de presión arterial sistólica (máxima) están entre 120-129 mmHg, y las de diastólica (mínima) entre 80 y 84 mmHg. Cifras más bajas también pueden considerarse normales, siempre que no provoquen ningún síntoma.
  • Presión arterial normal-alta. Las cifras de presión arterial sistólica (máxima) están entre 130-139 mmHg, y las de diastólica (mínima) entre 80-89 mmHg. En personas diabéticas, los niveles superiores a 140/85 mmHg también se consideran altos.
¿Existe la presión arterial compensada?
Se puede hablar de presión arterial alta, normal o baja, pero nunca de compensada o descompensada. A nivel práctico, estas tres posibilidades resultan negativas:
  • Tener elevada la presión máxima (sistólica) o la mínima (diastólica).
  • Tener elevadas tanto la mínima como la máxima.
  • Tener una alta y la otra baja también es malo.

Hipertensión: tratamiento y prevención

El mejor tratamiento de la hipertensión es una buena prevención que evite su aparición. Para ello es fundamental seguir un estilo de vida cardiosaludable:
  • No fumes. El tabaco aumenta la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Además, las personas hipertensas fumadoras multiplican el efecto perjudicial del tabaco. Dejar de fumar tiene unos efectos positivos superiores a cualquier medicación para la hipertensión.
  • Cuidado con el alcohol. El consumo moderado de alcohol (un vaso de vino al día en las comidas) puede ser beneficioso, pero si es excesivo provoca el incremento de la presión arterial y otras alteraciones perjudiciales el corazón y otros órganos.
  • Controla tu peso. El sobrepeso es una causa de hipertensión. Rebajarlo reduce la presión arterial y disminuye el riesgo cardiovascular y de diabetes.
  • Ejercítate. La realización de ejercicio físico regular consigue bajar las cifras de presión arterial. Además, aumenta la masa muscular y la capacidad de esfuerzo, ayuda a controlar el peso y logra disminuir el riesgo cardiovascular.
  • Practica una dieta cardiosaludable. Los hipertensos deben disminuir el consumo de sal y alimentos que la contengan. También es necesario consumir frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pan y otros cereales. Por último, usar aceite de oliva como grasa principal e incrementar la ingesta de aves y pescado en detrimento de las carnes rojas.
  • Tratamiento farmacológico. Si eres hipertenso no puedes conformarte con las recomendaciones anteriores, ya que es posible que debas seguir un tratamiento farmacológico. Los resultados no siempre reflejan una reducción inmediata de la presión arterial, así que es necesario esperar un poco antes de plantearle al médico un cambio de medicación. Los fármacos antihipertensivos están agrupados en varios tipos:
  1. Diuréticos.
  2. Inhibidores del sistema renina angiotensina (IECA).
  3. Antagonistas de los receptores de angiotensina (ARA-II)
  4. Calcioantagonistas.
  5. Betabloqueantes.
  6. Asociación de fármacos.
Los pacientes que siguen un tratamiento antihipertensivo deben tener en cuenta estos consejos:
  • Aunque la presión arterial se haya normalizado no hay que dejar de tomar la medicación nunca.
  • Cumplir estrictamente el tratamiento e intentar mantener siempre el horario de ingesta de las pastillas.
  • Consulta al doctor si el tratamiento no obtiene resultados, ya que a veces es necesario asociar varios fármacos para controlar la presión arterial. Revisa también la dieta por si algún alimento (por ejemplo, la sal) está impidiendo el efecto antihipertensivo de la medicación.
  • El tratamiento debe compatibilizarse siempre con el estilo de vida cardiosaludable.
  • Vigila el resto de los factores de riesgo, ya que si no, tus buenas cifras de presión arterial no servirán de mucho. 

Hipertensión en niños

En los últimos años se ha producido un incremento de la obesidad infantil y un aumento alarmante del numero de niños hipertensos. De allí que se extreme el cuidado de los hijos para evitar su aparición. Dieta equilibrada, ejercicio y contro de la presión arterial son vitales.
Para realizar una medición correcta de la presión arterial en la edad pediátrica, es necesario utilizar manguitos de un tamaño adecuado al brazo del niño. Por ese motivo existen modelos apropiados para medirla a cualquier edad.

Hipertensión en mujeres

Las mujeres habitualmente presentan valores de presión arterial sistólica inferiores a los de los hombres. Sin embargo, la presión arterial sistólica aumenta con la edad de una forma mas pronunciada en la mujer: por encima de 60 años las mujeres presentan cifras de presión arterial superiores, incrementando la frecuencia de hipertensión es estas edades.
Además los anticonceptivos orales producen una elevación leve de la presión arterial en la mayor parte de las mujeres y pueden ser causa de hipertensión en una proporción pequeña. Lo mismo sucede con el tratamiento hormonal sustitutivo.

Hipertensión y embarazo

Los trastornos hipertensivos del embarazo continúan siendo una causa importante de problemas durante la gestación que ocasionan enfermedades en el feto y durante el periodo neonatal. Normalmente, la presión arterial disminuye en el segundo trimestre y en el tercer trimestre, las cifras suelen volver a los valores previos al embarazo. Estas modificaciones pueden aumentar en algunos caso y ser causas de complicaciones, por lo que resulta de extraordinaria importancia el control de las cifras de presión arterial durante esta etapa.

Hipertensión en ancianos

Como la presión arterial sistólica se eleva con la edad, se ha considerado durante mucho tiempo que es normal que en edades avanzadas se tenga la presión elevada. Actualmente se conoce que las cifras de presión arterial se recomienda que deben de mantenerse dentro de rangos normales a todas las edades para disminuir el riesgo de complicaciones cardiovasculares, sin embargo en pacientes más ancianos podemos tener una presión hasta 150 mmHg, valorándose individualmente.