jueves, 20 de julio de 2017

Picuida. ¿Cómo me puedo proteger de los insectos en verano?


Los insectos, especialmente los mosquitos pero también garrapatas, chinches y moscas, son una fuente importante de transmisión de enfermedades. Se calcula que estos invertebrados transmiten patologías a más de 700 millones de personas cada año, muchas de ellas graves aunque, en general, las picaduras de insecto no suelen ocasionar grandes problemas y el 90 por ciento se puede tratar en el ámbito familiar. Sin embargo, en algunos casos pueden aparecer reacciones alérgicas motivo de derivación a un centro de urgencias y generar complicaciones mayores.
En la web, “Verano 2017: cuidados frente al calor”, encontramos recomendaciones y consejos para prevenir las picaduras y, en caso de sufrirlas, cómo tratarlas.

miércoles, 19 de julio de 2017

Picuida. Consejos para combatir el estreñimiento

El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad y es una de las causas más comunes de consulta en Atención Primaria y Especializada. Hablamos de estreñimiento cuando hay menos de tres deposiciones semanales, siendo las heces escasas, duras y secas y habitualmente está asociada a una falta de deseo o necesidad de defecar.
Afecta al 12-20% de la población española, más en la ciudad que en el campo. Es el doble de frecuente en mujeres y el triple en personas mayores de 65 años frente a jóvenes.
Reprimir el deseo consciente de la defecación de forma frecuente o continua acaba por causar estreñimiento crónico. También lo favorecen: una dieta inadecuada, la falta de ejercicio físico a diario, la obesidad y la toma crónica de ciertos fármacos, que enlentecen el tránsito intestinal.
El no desarrollar en la infancia el aprendizaje de los pasos y mecanismos de la fase voluntaria de la defecación favorece el estreñimiento en el adolescente y el adulto.
El 50% de los pacientes acuden a los centros sanitarios por estreñimiento cuando éste ya dura más de seis meses. Hay dos circunstancias que hacen acudir al médico: si es reciente y hay dolor de vientre, adelgazamiento o sangrado con las heces; y si es crónico y el paciente ve afectada su calidad de vida.
La Fundación Española del Aparato Digestivo publica una guía avalada por la Sociedad Española de Patología Digestiva, dirigida a la población general y los pacientes, sobre cómo prevenir y tratar el estreñimiento.

¡Cuáles son los factores de riesgo?,  ¿qué causas producen estreñimiento?, ¿cómo prevenir el estreñimiento habitual?, recomendaciones higiénico-dietéticas…, son algunas de los temas que podemos encontrar en esta guía. Sin duda, una gran ayuda para combatir el estreñimiento.

martes, 18 de julio de 2017

Consejos sanitarios para minimizar los efectos sobre la salud de la ola de calor y las altas temperaturas

Escrito por Azucena Carrera, vocal del Programa de actividades preventivas y promoción de la salud (Papps) de Socalemfyc


Últimamente, parece que la llegada del verano en nuestro país se acompaña cada vez mas de las habituales  olas de calor. Pero ¿que es una ola de calor? En España, la Agencia Estatal de Meteorología define la ola de calor cuando se registran durante al menos 3 días consecutivos temperaturas más altas a las máximas habituales (con valores superiores al percentil 95) durante los meses de julio y agosto, en al menos un 10% de las estaciones meteorológicas.

El fenómeno de  las olas de calor es algo que se repite de modo habitual en los últimos años, quizá debido a los efectos del calentamiento global, aunque es precipitado sacar conclusiones sobre esto, pues hacen falta registros de más años, para poder concluir que el aumento de las temperaturas es una tendencia y no algo meramente puntual.
A pesar de que es algo a lo que ya estamos acostumbrados, o nos vamos acostumbrando, este año hay algunas características que distinguen la ola de calor de las de otros años:
En primer lugar que la temida ola ha llegado antes de que comience el verano, y como es habitual “sin avisar”, por lo que nuestro organismo no esta todavía adaptado a las altas temperaturas y los efectos de estas son más acusados.
En segundo lugar, otro hecho del que quizás no hemos sido muy conscientes en años anteriores, es el efecto de esta ola de calor  sobre la contaminación atmosférica, debido al aumento de concentración del ozono troposférico, que se forma en la atmósfera. Este ozono es un contaminante con importantes repercusiones en la salud, sobre todo para aquellas personas más susceptibles como son los niños, ancianos, embarazadas y personas con patología respiratoria crónica. La concentración de este ozono aumenta en situaciones de calor excesivo, con el peligro que ello representa para la salud humana. Como dato anecdótico, a consecuencia de este aumento de la contaminación atmosférica, durante el fin de semana pasado, el Ayuntamiento de Valladolid se ha visto obligado a  restringir el trafico en el centro de la ciudad, por haberse superado el limite legal establecido de las concentraciones de ozono.
Como ciudadanos es nuestro deber contribuir a limitar esta contaminación usando el transporte público y reduciendo la utilización del transporte privado; y a nivel de protección de nuestra salud individual, evitar la realización de esfuerzos físicos importantes en las horas centrales del día y, sobre todo, evitar la práctica de ejercicio al aire libre.
Pero aparte de que el calor y las altas temperaturas se han convertido en el tema de conversación habitual, es importante que todos sepamos cómo actuar para prevenir los efectos nocivos del calor sobre la salud, qué personas son las mas susceptibles y precauciones debemos adoptar respecto al consumo de fármacos. De esta manera conseguiremos minimizar los efectos de las altas temperaturas sobre la salud.

Es fundamental difundir las medidas generales de prevención entre la población

  • Evitar salir de casa durante las horas centrales del día.
  • Beber más líquidos, sin esperar a tener sed. Sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos.
  • Evitar comidas copiosas y calientes.
  • Tomar verduras y frutas y no abusar de las bebidas alcohólicas, ya que el alcohol aumenta la deshidratación.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares.
  • Mantener las casas lo más protegidas del calor que se pueda: durante el día bajar las persianas y cerrar las ventanas; abrirlas  por la noche para ventilar y refrescar.
  • Cuando estacione el coche no deje en el interior a niños ni ancianos con las ventanillas cerradas.
Ayude a las personas que puedan estar en mayor riesgo de sufrir los efectos del calor. E identifique a los grupos de más riesgo de sufrir los efectos deletéreos del calor, para poder realizar una intervención más temprana en caso necesario:  Las personas mayores, los discapacitados y los niños pequeños, porque sus mecanismos de adaptación al calor son mas deficientes. También las personas con determinadas enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia renal, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer o patologías similares, y enfermedad psiquiátrica, que pueden ver alterada su enfermedad por los mecanismos de adaptación al calor, o por la alteración del metabolismo de los fármacos que toman.
Aquellos que estén realizando algún tratamiento médico que interfiera con los mecanismos de termorregulación o con la regulación del equilibrio hidroelectrolítico, pueden ser especialmente sensibles a las elevadas temperaturas. Y por supuesto, aquellas personas que tienen que trabajar al aire libre cuando las temperaturas son elevadas.
Actualmente el numero de personas con pluripatología aumenta, a medida que aumenta la edad de la población en nuestra sociedad. Esta personas suelen estar polimedicadas y por tanto son susceptibles de sufrir más complicaciones en situaciones de temperaturas elevadas. Si bien no se ha podido achacar directamente a ningún medicamento la responsabilidad sobre ciertos estados patológicos que pueden aparecer  en las olas de calor, bien es cierto que estos sí que pueden influir en los mecanismos de adaptación del organismo, y contribuir al agravamiento de los síntomas desencadenados por el calor.
Algunos medicamentos pueden incluso desencadenar situaciones de hipertermia en condiciones ambientales de temperaturas normales. Pero como siempre,  es la suma global de diversos factores, y no solo el efecto aislado del medicamento, lo que puede contribuir a la desestabilización del paciente y sus patologías preexistentes: Desde los factores propiamente individuales, asociados a la fragilidad, como pueden ser la falta de autonomía del paciente para adoptar las medidas higiénico-dietéticas necesarias, para manejar su medicación, situaciones de dependencia o invalidez, desconocimiento de las medidas preventivas necesarias, patologías descompensadas recientemente, hasta  factores económicos: situaciones de precariedad económica, condiciones inadecuadas de la vivienda, falta de climatización,  factores sociales, como situaciones de aislamiento y exclusión  social, e incluso factores medio-ambientales: espacios sin zonas verdes, edificios mal aislados, etc.
Por lo tanto, antes de modificar ningún régimen terapéutico, que este adecuadamente prescrito, es necesario revisar todos estos factores, y sobre todo valorar el adecuado cumplimiento de las medidas higiénico-dietéticas.
Los profesionales sanitarios  de Atención Primaria somos los que mejor conocemos a nuestros pacientes y más cerca estamos de ellos para poder informar y actuar en caso necesario.
Y por último, no hay evidencia científica que avale la fabricación de abanicos de papel, ni la utilidad del “ dobla, dobla, dobla” como terapia.
Ánimo, y a pasar buen verano.
Para más información sobre los medicamentos que pueden afectar al organismo durante una ola de calor:
https://www.aemps.gob.es/informa/notasInformativas/medicamentosUsoHumano/2016/docs/NI-MUH_08-2016-ola-calor.pdf

Enviar comentario

lunes, 17 de julio de 2017

(Rafael Olalde Quintana) Recursos de ayuda para pacientes con EPOC y los que usan inhaladores

http://rafaelolalde.blogspot.com.es/2017/07/para-los-epoc-y-los-que-usan-inhaladores.html?spref=tw



¿Que tienes EPOC y te falta ayuda o información? Pues desde Andalucía nos llega esa App. RetoEPOC


Esta es una app para mejorar la calidad de vida de pacientes con EPOC. Además, no se requiere registro para utilizarla y no se almacena ningún dato de usuario. Contiene:

- Información y consejos sobre: actividad física, alimentación, tabaco, descompensaciones, medicación, oxigenoterapia y actividades cotidianas.

- Un sistema de “Retos” con el que introducir hábitos de vida saludables y sentirse cada vez mejor.

Cada uno de los temas de la app se desarrolla siguiendo un mismo esquema:

- Vídeo que muestra beneficios y que tiene como finalidad motivar al/la usuario/a a adquirir nuevos hábitos saludables.

- Consejos generales.

- Contenidos in-formativos, como: vídeos sobre cómo hacer ejercicios o cómo se usan correctamente los inhaladores, menús adaptados a las características del/la usuario, estrategias para abandonar el consumo de tabaco, claves para identificar las descompensaciones y sabes cómo actuar, conocer la oxigenoterapia y también consejos para el día a día (subir escaleras, hacer la compra, higiene personal, etc.)

- Reto: el/la usuaria decide qué hábito/s saludable/s quiere introducir en su vida en relación a cada aspecto relacionado con la EPOC. Esta información se registra, se evalúa y se modifica o amplía en función de los resultados y deseos del/la usuario/a. Los retos y sus resultados se pueden compartir con la comunidad de usuarios/as, mediante un sistema de gammificación, estableciendo un ranking entre los/as usuarios/as.

Además la app contiene un apartado “Para saber más” donde se pueden conocer los recursos utilizados (fuentes de información y personas expertas consultadas) así como otras fuentes donde seguir documentándose sobre la EPOC. El apartado “A cerca de” ofrece información sobre la Escuela de Pacientes y la Escuela Andaluza de Salud Pública.

De esta manera, mejorar la calidad de vida se convierte en un juego que el/la usuario/a va diseñando a su medida, adquiriendo poco a poco hábitos saludables con el sistema de retos y compartiendo sus éxitos y mejoras con otros usuarios/as.

La tenéis para Android y para Ios
Y si queda alguna duda sobre los inhaladores, este tríptico del Sacyl
(pincha en la imagen para verla en grande)

He sufrido un daño cerebral. ¿Y ahora qué?.



“Acabo de sufrir un daño cerebral y estoy experimentando muchos cambios. Mi cuerpo y mi mente ya no responden como antes y voy a necesitar mucha ayuda por parte de las personas que me están cuidando.
En esta guía os voy a contar pautas sencillas, que van a suponer herramientas muy útiles para ayudaros, en los primeros momentos, a afrontar muchas de las situaciones que os encontraréis. Y en el caso de mi familia, hará que disminuya esa sensación de angustia y desamparo que puede surgir cuando reciba el alta hospitalaria.”
Así comienza esta guía de pautas de manejo físico, cognitivo-conductual y social del paciente que ha sufrido un daño cerebral editada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad  y el CEADAD, Centro Estatal de Referencia de Atención al Daño Cerebral.
d cerebral

viernes, 14 de julio de 2017

PICUIDA. Cuida tus dientes.

Las enfermedades bucodentales (la caries y la enfermedad periodontal o de las encias), son las más frecuentes entre nuestros hijos e hijas y pueden prevenirse con hábitos de higiene y alimentación.
A partir de los tres o cuatro años, los niños y niñas se pueden cepillar los dientes con la supervisión de un adulto, por eso es fundamental que adquieran este hábito para el resto de su vida.
Este es un folleto informativo sobre la importancia del cuidado de los dientes, dentro del Programa de promoción de la Salud Bucodental de la Junta de Andalucía.
cuida tus dientes

miércoles, 12 de julio de 2017

Escuela de Pacientes y Canal Sur Radio, Ostomías.

Programa ‘El Público’ de Canal Sur Radio del día 26 de junio de 2017, sección ‘El Público Paciente’ Una colaboración del proyecto Escuela de Pacientes y Canal Sur Radio que dedicamos hoy a ‘Ostomías’

martes, 11 de julio de 2017

Picuida. Tres herramientas digitales para cuidarse mejor frente al calor.

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha activado el Plan Andaluz de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas sobre la Salud, dirigido especialmente a personas más vulnerables, como son las personas mayores, pacientes crónicos, personas con trastorno mental grave, menores de 4 años (especialmente lactantes) y personas que trabajan expuestas al sol. Asimismo, y según los casos registrados en los últimos veranos, se busca concienciar también a personas que practican deporte en las horas más calurosas del día.
Este Plan de prevención se basa en la vigilancia, control y seguimiento de la población de riesgo, con la identificación de las personas más vulnerables a las altas temperaturas y con la coordinación efectiva entre las diversas instituciones y organismos implicados (servicios sociales, centros sanitarios, residencias, organizaciones de voluntariado, 112, etc.).
Así, desde los centros de atención primaria se ofrece información a la población general y se trabaja en la identificación de los pacientes de riesgo para su inclusión en el plan de seguimiento telefónico que realiza Salud Responde. Además, se intensifican las visitas domiciliarias para monitorizar los signos y síntomas relacionados con el calor y proporcionar consejos para evitar y controlar los efectos del aumento de las temperaturas. Estas visitas y el seguimiento de telecontinuidad se realizan también a pacientes tras su alta en los centros hospitalarios.
Las personas identificadas como población de riesgo son, en su mayoría, mayores de 65 años, pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está debilitado por padecer alguna patología crónica de alta morbilidad (insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia, trastorno mental grave, insuficiencia renal, obesidad excesiva, hipertensión arterial o diabetes mellitus) o que tomen un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor (psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos), a lo que se suma en muchos casos que estas personas no disponen de condiciones de habitabilidad adecuadas en sus viviendas para protegerse del calor.
Su seguimiento permite identificar las situaciones y problemas del paciente e interconectar a las enfermeras gestoras de casos, enfermeras de familia y profesionales de Salud Responde, así como poner en marcha los mecanismos de control y actuación necesarios para minimizar los efectos de las altas temperaturas.

Recomendaciones frente al calor

Josefa Ruiz, Secretaria general de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Salud ha recordado las recomendaciones básicas que la población debe tener en cuenta ante la llegada del verano y las altas temperaturas, como son evitar la exposición durante las horas más fuertes de sol, salir con protección (tanto con ropas ligeras y de color claro, y sombreros como con protección solar), ventilar las estancias, bajar las persianas y cerrar las puertas durante las horas de temperaturas más elevadas, mantener un buen nivel de hidratación bebiendo mucha agua, conservar adecuadamente los alimentos, moderar los ejercicios que exijan mucho esfuerzo físico en las horas centrales del día, etc.

Herramientas digitales para cuidarse mejor frente al calor

  • Web, “Verano 2017: cuidados frente al calor”
La Consejería de Salud pone a disposición de la ciudadanía diversos canales de información donde poder realizar consultas y conocer recomendaciones para reducir los posibles riesgos que las altas temperaturas puedan ocasionar en la salud y acerca de otros aspectos o síntomas relacionados con el calor. Así, se ha habilitado, como cada verano, el apartado ‘Verano 2017: Cuidados frente al calor’ (http://www.easp.es/cuidadoscalor2017/)– un espacio en el que la ciudadanía puede encontrar información general de interés sobre cómo afrontar la subida de temperaturas e identificar situaciones de riesgo. Además, también puede encontrarse información relacionada con: cuidados ante las picaduras de insectos, cuidados infantiles, prevención de accidentes, etc.
  • App “Salud Responde”
También a través de la App Salud Responde, que ya se han descargado gratuitamente más de 1.6 millón de usuarios, se ofrece información actualizada sobre los niveles de alerta sanitaria ante las altas temperaturas. Asimismo, los usuarios pueden consultar las previsiones de temperaturas para cada una de las provincias andaluzas y recibir notificaciones mediante el servicio de mensajería de la App sobre cualquier cambio o activación en los niveles de alerta establecidos. (Descarga Android & IOS)
  • Web “Ventana Abierta a la Familia”
Asimismo, la plataforma online ‘Ventana Abierta a la Familia’ (www.juntadeandalucia.es/salud/ventanafamilias), pondrá en marcha una campaña específica de mensajes dirigidos a las familias inscritas con recomendaciones y consejos sobre cuidados frente al calor, protección solar de la infancia, prevención de picaduras y de accidentes infantiles. Este servicio, al que actualmente están inscritos más de 19.350 usuarios, enviará mensajes vía SMS, correo electrónico y a través de la App de Salud Responde.
Los mensajes se centrarán en cómo proteger a menores de un posible golpe de calor y cómo actuar en caso de producirse o sobre qué beber y qué comer cuando hace mucho calor, con recomendaciones de alimentación e hidratación cuando las temperaturas son elevadas. También se enviarán mensajes destinados a proteger la piel de niños frente a las radiaciones solares (consejos frente a la exposición al sol, factores de fotoprotección solar más indicados, consejos específicos para bebés…).
Las familias recibirán mensajes sobre las medidas de seguridad a adoptar durante los desplazamientos en coche durante el verano, para prevenir accidentes de tráfico; consejos sobre el uso de flotadores homologados, de cierres de seguridad y vallas en el acceso a piscinas y recomendaciones para evitar lesiones por zambullidas de cabeza para prevenir accidentes en el agua; e información para prevenir accidentes en parques infantiles y en zonas de ocio como castillos y toboganes hinchables. También se ofrecerá información específica sobre prevención de picaduras de insectos, en especial de mosquitos, medusas, animales marinos, erizos, etc.

jueves, 6 de julio de 2017

Guía de ayuda a las personas a mejorar en el cuidado de su diabetes. Picuida.

El Plan Integral de Diabetes de Andalucía publica una guía que bajo el título Educación de “supervivencia” para la persona con diabetes, con el objetivo de ayudar a las personas a mejorar en el cuidado de su diabetes y por tanto de su calidad de vida.

Una diabetes mal controlada puede aumentar el riesgo de sufrir complicaciones. Es fundamental mantener unos hábitos de vida saludables, unas normas básicas para el cuidado de la enfermedad y un buen cumplimiento del tratamiento indicado por los profesionales sanitarios.
En esta guía, además de conceptos generales sobre la diabetes, encontramos valiosa información sobre la alimentación, el ejercicio físico, el tratamiento tanto con insulina como con antidiabéticos orales. Las complicaciones, tanto la hipoglucemia como la hiperglucemia y el control diario de la diabetes están presentes en esta guía.
Como siempre, además estos valiosos consejos, no hay que olvidar seguir las indicaciones de los profesionales sanitarios que le atienden, tanto personal médico como de enfermería.

lunes, 3 de julio de 2017

SEGG. Alzheimer. Detecta sus síntomas.

Esta enfermedad afecta de manera progresiva a las células nerviosas del cerebro y conforme éstas desaparecen y son reemplazadas por otros elementos como placas o filamentos van apareciendo diferentes síntomas. Se trata de la más frecuente de las demencias.

El Alzheimer es una enfermedad descrita por primera vez en 1906 por el neurólogo alemán Alois Alzheimer, de quien proviene su nombre.
Entre los muchos afectados por la enfermedad figuran personajes famosos como Adolfo Suárez, Eduardo Chillida o Pasqual Maragall. Es una causa frecuente de invalidez, mortalidad y dependencia en las personas mayores, así como de un cambio cualitativo en aquellos que se encargarán de cuidar a dichos pacientes. Por cada enfermo, se supone que se verán implicadas en sus cuidados de una a cuatro personas.

¿Cómo saber si un familiar tiene Alzheimer?
El Alzheimer es una verdadera enfermedad, y no una consecuencia del envejecimiento. Los cambios que se asocian a un envejecimiento normal no llegan a interferir con las capacidades y no limitan la realización de las actividades habituales.
No existe una presentación única de la enfermedad, y cada individuo manifestará diferentes síntomas y en diferente grado. Algunos cambios pueden ser considerados dentro del rango de la normalidad, como que cueste algo más aprender nuevas tareas, o dificultades para prestar atención a varias cosas a la vez. Es importante, de todas maneras, que seamos conscientes de que hay muchos factores que influirán como la presencia de ansiedad o depresión, tristeza, la presencia de otras enfermedades y el uso concomitante de diferentes fármacos. Para ayudar al entendimiento y anticiparse a la enfermedad se han descrito diferentes estadios progresivos, pero cada persona experimentará una evolución distinta. Cada estadio representa unos retos diferentes para el paciente y los cuidadores. Al inicio de la enfermedad puede que los cambios no sean muy evidentes y que las preguntas recurrentes o la tendencia a olvidar datos sea lo más frecuente. También podemos observar dificultades para poder encontrar las palabras necesarias durante una conversación, tendencia a centrar las conversaciones en el pasado, cambios bruscos en el humor, incapacidad para entender instrucciones complejas, perderse en sitios habituales, colocar cosas en lugares equivocados, dejar de realizar actividades cotidianas con las que antes disfrutaba, dificultades con el manejo de los asuntos económicos o en las actividades básicas de la vida diaria entre otras.
¿Qué hacer al respecto?
Ante la sospecha de que nuestro familiar pueda estar desarrollando la enfermedad es importante acudir a un profesional. El diagnóstico nos va a permitir adelantarnos a la aparición de las diferentes fases para planificar las diferentes necesidades e incluso iniciar tratamientos para intentar frenar el ineludible avance de la enfermedad. El diagnóstico inicial es siempre un diagnóstico de presunción, ya que la prueba definitiva son las lesiones específicas que se objetivan en el estudio histológico del cerebro. No existe un análisis sanguíneo que permita afirmar el diagnóstico, aunque mediante los análisis se excluyen enfermedades que simulan síntomas de demencia, pero que son potencialmente tratables como el hipotiroidismo y los déficits vitamínicos. Es fundamental descartar que un cuadro depresivo esté justificando o contribuyendo a los síntomas para iniciar un tratamiento apropiado, y en otras ocasiones se deben revisar los fármacos que toma el anciano por si pudieran contribuir a su deterioro cognitivo. La evaluación diagnóstica debe incluir entrevistas con los familiares o cuidadores que estén en contacto con el paciente y que permitan comprobar la evolución y diferentes síntomas. También se deben realizar una serie de test neuropsicológicos que ponen de manifiesto la intensidad de los trastornos de memoria y de otras funciones intelectuales. Las pruebas de imagen mediante escáner o resonancia magnética evidencian anomalías en diferentes partes del cerebro (como la región del hipocampo).
El papel del cuidador
Sea cual sea la causa de la demencia, las respuestas emocionales a la realidad de convertirse en un cuidador de alguien con deterioro cognitivo son significativas. Las emociones influyen en nuestra conducta, y cuidar de un enfermo de Alzheimer es una experiencia a veces muy dura que condiciona el resto de la vida. Las emociones pueden variar desde la ansiedad, el miedo, la cólera y la tristeza hasta las de empatía y aceptación. Son de igual importancia las emociones de los enfermos, ya que pueden sentirse avergonzados, con miedo e inseguridad y es muy importante reconocer sus sentimientos. Ellos desean permanecer siendo respetados, hablados y escuchados y no volverse invisibles. Debemos conseguir una adecuada comunicación, y para ello puede ser útil estar cara a cara cuando hablamos, hablar despacio, evitar razonamientos lógicos extensos o discutir.
El aspecto terapéutico debe incluir apoyo emocional, consejos y programas de educación para los familiares. Es aquí donde las asociaciones de familiares de enfermos suponen un gran punto de apoyo a la hora de compartir y de recibir información. A través del entrenamiento los familiares pueden conseguir cuidar durante más tiempo a los enfermos en su domicilio o realizar una correcta promoción de la seguridad e independencia. A este respecto, debemos tener en cuenta actividades en principio inocuas, pero que pueden suponer un riesgo para el paciente o su familia, como fumar, cocinar, tomar las medicaciones, usar aparatos eléctricos o agua caliente, y conducir. También debemos anticiparnos al deterioro severo en diversos aspectos como los económicos y legales, estableciendo, cuando fuera conveniente, unas directrices avanzadas para decidir con antelación.
Cuando los cuidados al enfermo no puedan ser ofrecidos con la calidad necesaria o la sobrecarga del cuidador sobrepase sus capacidades, habrá que valorar alternativas a la estancia domiciliaria como los centros de día y eventualmente un ingreso residencial.
Síntomas según evoluciona la enfermedad

INICIAL
  • Dificultades para recordar acontecimientos y conversaciones.
  • Dificultad para recordar el mes o el día de la semana.
  • Pérdida progresiva de la capacidad de controlar los asuntos económicos.
  • Aislamiento social y apatía progresivos.
  • Dificultades progresivas para cocinar y comprar.
  • Dificultad para tomar decisiones correctas y aprender cosas nuevas.
  • Tendencia a perder cosas o dejarlas en sitios incorrectos.
  • Puede desorientarse en ambientes conocidos.
INTERMEDIA
  • Enfados, desconfianza, ideas inapropiadas.
  • Deambulación errática.
  • Repetición de preguntas y palabras.
  • Alucinaciones.
  • Dificultades con la alimentación.
  • Conductas violentas o sexualmente inapropiadas.
  • Progresión en la necesidad de ayuda para bañarse, asearse, vestirse, etcétera.
  • Dificultades para leer y escribir.
  • Incoordinación.
  • Puede empezar a dejar de reconocer familiares y amigos.
AVANZADA
  • Incapacidad para la comunicación.
  • Incapacidad de reconocer personas, lugares y objetos.
  • Imposibilidad de participar en las tareas de autocuidados.
  • Incapacidad para deambular y debilidad muscular progresiva.
  • Puede perderse la capacidad de tragar.
  • Incontinencia urinaria y fecal.